Desmontando al capitan Ahab

Tras meses de navegar
En un minúsculo pesquero,
Nuevos mares encontró

Con mucha vida en su interior.
Un extraño atún, algo
Incómodo de seguir, se
Deslizaba sobre las olas.
Avanzando hacia el frío sur
Donde los hielos perpetuos
Oprimían a sus perseguidores.

Cogió el timón y
Observó su rumbo,
No se escaparía esta vez.

Maniobrando con agilidad
Obstruye su vía de escape, el
Barco le enfila implacable y
Ya le dispara su arpón.

Dos veces acierta de pleno y lo deja
Inmóvil, inerte sobre el mostrador que
Como siempre está repleto de
Kilos y kilos de peces.

Juega con la fantasía
Olvidando donde está,
Regala la historia entre bromas y
Dulcifica la compra del cliente
Inventando sonrisas pescadas.