Surcando los mares

Alegre, jovial, siempre contento
La sonrisa franca,
Bien dibujada
En su risueño rostro,
Riendo sin parar
Templando la voz,
Ordenando con gracia

Y salero, instrucciones
A sus compañeros, piratas

Salvajes que le admiran y
Obedecen sin dudar.
Nunca tuvieron un

Capitán como él,
Intrépido como el que más,
Enamorado de la aventura,
Negandose a sucumbir al
Tedio. Siempre jugando,
Observando el horizonte en busca de

Cualquier diversión.
Un barco en el horizonte
Alzandose sobre las olas
Representa una oportunidad
Exquisita de carrera loca.
No pretende conseguir
Tesoros magníficos, ni
Avasallar a los vencidos.

Ya les superan en la frenética

Carrera, mostrándoles su popa en
Una arriesgada maniobra.
Asombrados los vencidos vitorean
Todos al pirata que nunca
Roba, que disfruta jugando,
O simplemente, siendo el más veloz.