El viajero de la mente

Miraba sin cesar las estrellas
Abstraido en sus pensamientos
Reflejando en sus pupilas
Tormentas solares y
Asteriodes saturados de vida.

Explorador era su gran vocación, buscando
Sombras de ignorancia por desentrañar
Torres de conocimiento por escalar
Edificios de saber por construir

Enormes distancias por recorrer
Surcando el espacio infinito para

Tratar de alcanzar el paraíso soñado,
Un maravilloso mundo

Dispuesto a acogerle que era
Incompatible con el egoísmo y con
Ausencia total de contaminación.