La vuelta al año en 25 felicitaciones

Lo que viene a continuación son (o serán en cuanto esto termine a mediados de febrero) 25 pequeñas historias, 25 aprendices de microcuentos que suponen cada uno de ellos una felicitación, mayoritariamente de cumpleaños aunque han dejado un par de huecos para que se cuele una felicitación por el día de la madre y otra por el nacimiento del último miembro de la familia.

Cada uno de los relatos contiene unas palabras o letras destacadas que conforman la felicitación en sí. Además, las historias intentan partir de un rasgo del felicitado para a partir de ahí desvariar en un absurdo que a muchos, sino a todos parecerá un sinsentido.

Así, en este viaje alrededor del año, encontraremos un gangster bailón, un cazavampiros, un viajero, una tejedora de cuadros, un lector de barbacoas, una viajera de la utopía, un pirata juguetón y otros muchos personajes que en parte reflejan al objeto de la felicitación.


Todas las historias, salvo las tituladas Paraísos cercanos (© Alberto Jiménez) y El futuro está en tu voluntad (© Alicia Dáder) se publican bajo la licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.

El paseo

Andando por el bosque sentimos una gran
ALegría que nos empujó a
ALIgerar unos pensamientos un tanto
ALICaídos a pesar del gran
ALICIente que surgía del calendario.
ALICIA ¡¡¡ Feliz cumpleaños !!!

Publicidad

Fantasías
Enajenadas,
Libelos
Inverosímiles,
Cuentos
Imposibles,
Dispares
Aventuras,
Dulces
Emociones
Sibaritas,
... presenta ...
Cuando los
Arboles
Ronronean
Mientras
Estudian las
Nubes.

Transmutación

FEbril estaba mientras con cuidado avanzaba para no cometer un desLIZ
CUMulos oscuros se cernían sobre su cabeza mas no influían en su temPLE
agazas ocultas le aguardaban mientras se abría paso entre los abetOS
TEjones a cientos salían de sus madrigueras conducidos por una dríaDE
SEdosos arbustos acompasaban su avance murmurando te adorAMOS
TOlerando el íntimo dolor, metamorfoseó sus brazos en extremos alaDOS
BEldad era y continuará siendo, pues de una fantasía será generATRIZ.

Trovador

Fuimos
Escuchando
Lejanas e
Insólitas,
Zarabandas,
Cuando
Un
Músico
Polaco
Llegó y
Entonó
Acordes
Ñoños
Olvidando
Su
Rabel.
Actuó
Furioso y
Ansioso por
Encontrar la
Libertad.

El viajero de la mente

Miraba sin cesar las estrellas
Abstraido en sus pensamientos
Reflejando en sus pupilas
Tormentas solares y
Asteriodes saturados de vida.

Explorador era su gran vocación, buscando
Sombras de ignorancia por desentrañar
Torres de conocimiento por escalar
Edificios de saber por construir

Enormes distancias por recorrer
Surcando el espacio infinito para

Tratar de alcanzar el paraíso soñado,
Un maravilloso mundo

Dispuesto a acogerle que era
Incompatible con el egoísmo y con
Ausencia total de contaminación.

La Huida

Se levantó LIgera y LIviana.
Le entró un deseo irrefrenable de tomarse un café, LIvanto tenía que ser su elección.
Mientras sorbía el café sintió la necesidad irresistible de hablar con LIa, aunque no conocía a nadie con ese nombre.
Cuando al fin contactó con ella escuchó su melosa voz que le decía "Vente conmigo a LIvorno".

Confusa se sirvió una copita de su LIcor preferido sin llegar a saber si todo había sido un extraño sueño, de lo único que estaba segura es que le embargaba una inmensa feLIcidad.

El lago de la tranquilidad

Uniendo las piezas del puzzle
Notó que el tiempo se estancaba
Olvidó los problemas y pesares,

Miró en su interior con calma,
Atisbó un remanso de paz.
Sedada, continuó su labor.

Mientras, todo giraba
Alrededor en una danza infernal
Reinando el frenético caos
Inclemente con el sosiego.

Ya se abre camino la inquietud

Sintiendo que en el fondo, al
Olvidar por un instante la calma, un
Nuevo camino ya alumbra

5 que se recorren sin pausa y otros
3 que en una confluyen.

Pies ligeros

Muevo los huesos chisposos y
Empieza la fiesta otra vez.
No soy uno más, sino
Un ganster con ritmo,
Danny Happy Feet
Así me llaman todos

Ruge la gente al verme
Inclinan su espalda asombrados
Mientras me paseo con gracia
Apuntándoles con mi amenazante dedo.

Descoyunto tus huesos
Al contagiarte mi baile,
No soy un gangster cualquiera
Imitarme es tu perdición.

Paraísos cercanos

Miró hacia el cielo
Abrasado por el Sol
Mientras las lágrimas
Aparecieron en sus ojos.

Esperaba con calma
Risas y lloros, para
Entregarse a ellos por
Siempre jamás.

Las dudas se disiparon
Alergias molestas huyeron

Muchas alegrías
Esperaban en el horizonte y
Jinetes de gozo cabalgaban
Ociosos por su espíritu
Rumbo al paraíso soñado.


© Alberto Jiménez, 2013

El futuro está en tu voluntad

 Jadeaba agotado tras la carrera
 Olvidaba que la edad, damnifica a cualquiera
 Sudoroso y persistente, desatendía su paso
 E imaginaba la meta a un metro escaso.

 Logros obtuvo y no derrotas, pues sabed que los
 Unicos que llegan a alcanzar sus sueños,
"Irrevocablemente" -Dijo la experiencia,
 Son quienes los convierten en objetivos.


© Alicia Dáder, 2013

El círculo de la edad

Jugaba como nunca lo había hecho
Urdiendo planes imposibles
Arrinconando el malestar
Negando la incómoda realidad
Asintiendo sin dudar ni un momento las
Novedades que su imaginación creaba.

Quería recuperar el tiempo perdido
Uniendo recuerdos, anhelos y
Emociones reprimidas en el pasado,
Riendo sin motivo
Enumerando los deseos insatisfechos
Mirando hacia adelante
Observándolo todo como
Si fuera la primera vez.

Caminó a su ritmo, con calma,
Hacia su casa, llevando
Una sonrisa en los entreabiertos
Labios, mirando su interior,
Escuchando pensamientos, mientras la
Temblorosa mano, abría la llave del descanso
Obligado, que permitiría un
Nuevo día de júbilo.

La esperanza

Cuenta una antigua leyenda de un
Reino sin reyes, oculto por las brumas del tiempo
Instalado en un mar agitado de nubes
Suspendido sobre una inaccesible montaña.
Tenían en el pais una gran variedad de
Insólitas estatuas de gentes
Normales, comunes, hasta vulgares y aun así heroes
Anónimos que con su esfuerzo

Tenaz y cotidiano hacían viable la
Existencia de un secreto pais que
Nadie ajeno había visitado jamás.

2 fueron los hechos que provocaron su caída
4 los traidores que la ejecutaron,

Ríos de dolor corrieron, y aun así
Olvidaron los supervivientes, conscientemente, para
Superar así, la inmensa pérdida mientras
Ansiaban con renovadas esperanzas
Superar sus pesares y recuperar su añorada utopía.

La ascensión

Tras superar un nuevo tramo de fuerte pendiente
Una cima coronada por los rayos del Sol surge entre las nubes.

Rebrotan flores de imposibles colores en sus laderas
Emergen de sus madrigueras las suaves cabezas de las marmotas
Grandes cornamentas de cabras son testigos de tu ascensión
Aves de brillantes plumas te acompañan con su canto
Lirones juguetones fijan sus grandes ojos en tu escalada
Observando curiosos todos tus pasos.

En cierto modo es tu primer desafío en superar, pero
Sabes que no será el último
Tras él una larga carrera de fondo se
Abre, dando paso a momentos difíciles pero hermosos.

La ascensión se va haciendo pesada
Los calores del estío no acompañan para el
Esfuerzo que requiere subir el primer pico de la
Gran cordillera, ignorándolo te centras en el
Anhelo de coronar su cima y encontrar el
Nido en el que se incuban esperanzas y
Deseos, aún sabiendo que no es la meta sino
Otro paso más desde el que dominas tu mundo.

Mientras contemplas la cada vez más cercana cima
Alcanzas a vislumbrar la verdad
Rlos torrenciales y altas montañas te aguardan en tu camino,
Infranqueables, insuperables, los creerás a veces, pero cual
Alejandro Magno a tus pies se rendirán.

Evocación

Sentada en la silla
Observa la vida,
Mirando sin ver
Ocultando el recuerdo
Simulando las frases,

Torciendo su gesto
Uniendo las manos en

Movimiento perpetuo,
Explayandose sin tregua ,
Miradas brillantes
Ojos ya desconocidos,
Reconfortante la risa,
Inventando un lenguaje
Alegrando el alma.

Memoria perdida
Ausentes recuerdos.
Madre...
Añoranza.

Descubriendo

Bajo la sombra de un árbol,
Inmóvil y algo ausente
Esperaba el momento propicio.
Nunca había hecho algo así,
Viajar por un mundo desconocido.
El camino se abría antes sus ojos
Negándole una vuelta atrás.
Incómodo por la sensación de apremio
Demoraba el momento de la partida,
Observaba con curiosidad

Aquello que estaba al otro
Lado de las sombras.
Escuchaba ruidos sin ver
Júbilo, jarana, jaleo
Ánimos de gentes invisibles
Nerviosos por su indecisión
Dominados por el anhelo de
Reconocer a un nuevo viajero del
Olvidado mundo.

Descripción de una reunión

Regalos que llegan
Unos besos que te estampan
Bromas que te gastan... y gastas
Encuentros inesperados... o tal vez no
Novedades o antigüedades,

Quesadas jugosas sin queso
Unas tartas caseras o industriales
Ensaimadas nevadas... de azúcar

Tortillas sabrosas con cebolla
Empastes que saltan a ritmo ajero,

Chistes mil veces oídos
Algunas discusiones o intercambio de opiniones
Exabruptos varios, que no eruptos... aunque también,
Noventa (o más) mensajes en el móvil

Ver la tele, vídeos, fotografías
Escuchar historias
Inventarlas
Novelarlas o adornarlas
Tumbarse o recostarse
Iluminar todas las habitaciones
Terminar... con punto y seguido,
Recuerdos, recuerdos, recuerdos.
En eso consisten nuestras
Sempiternas celebraciones.

El despertar de una reina

Yacía la yegua sin yantar
Amaneciendo antes del alba

Jugando cual juvenil jamelga
Urdiendo ufana sus utopías
Engañando elegantes elefantes
Ganando a galgos al galope
Aspirando ausente el aire
Suspirando por su siguiente semental.

Al arrullo de una alondra se adormeció,
Luchando por no lacrar sus luceros

Balando cual boba borrega
Libando líquidos libidinosos,
Aniquiló su amodorramiento.
Canguros, coyotes y conejos,
Kiwis, koalas y kookaburras,
Jirafas, jaguares y jerbos,
Asistieron a su ansiada amanecida.
Construyeron cabañas para cobijarse del
Khan de los kraken que en kayak venía

Exploraron estanques para encontrar
Venturosos la verdad vacía:
Arrogante y arrebatadora su aristócrata ama era.

Bathunter

Oscuros nubarrones se cernían amenazadores sobre él.
Mucho tiempo llevaba atravesando caFEtales y otras plantaciones,
como si huyera de la lluvia que parecía acosarle
aunque poco le importaba mojarse.
Confiaba que no le quedaría mucho más por recorrer,
hacía poco que había dejado atrás la baLIZa de peligro
por tanto se encontraba cerca, muy cerca, demasiado cerca.

Unas rocas se aCUMulaban frente a él cortando el camino
pero no lo importó, desPLEgó su mapa y trazó el camino
a seguir con su dedo, un pequeño rodeo de unos cientos
de metros y llegaría a la fuente de los mil cAÑOS.

Las gentes de la zona eran corderos suMISos
que vivían en cuevas soTERradas y esperaban
que algún valiente fuera capaz de queMAr
el mal que les atenazaba con sus garras.

El cazador desNUdó su terrorífica estaca
y colocándola con una mano sobre el hELado pecho
apretó con fuerza mientras con la otra
agarraba con desesperación su único escudo:
un bote de salsa con una nociva concentración de ajos,
más conocida en su círculo como saltaempastes.

Mundos entrelazados

Hacia el Sol Naciente
A los pies del Fujiyama
Pena resignada la geisha,
Por quien una vez se fue
Y yerma dejó su alma.

Bisontes en manadas
Inundan la pradera,
Rodeando a cientos,
Tipis lakotas,
Hogar de quien una vez
Demoró su estancia
Aspirando a quedarse
Y hacer suyo el pais.

Donde retoza Nessie
Espera un recuerdo,
Acordes de una gaita y
Ritmos frenéticos.

Desde el samurai, sioux o gaitero
A uno solo confluyen,
Viendo como los caminos,
Insondables ellos se entretejen:
Dakota, Edimburgo o Tokio.

El catador de libros

Abrasabueyes
Le llamaban,

Rodeaba
Imposibles
Colinas,
Olfateando

Comilonas,
Observando
Ricos manjares
Deglutiendo y
Engullendo.
Respiró profundamente
Olvidando y suspirando.

Olor a leña quemada
Carne chamuscada
Torreznos crujientes
Asaduras
Variadas
Impaciente dejó de leer y
Olió con ganas la barbacoa.

Cosiendo pinturas

Arroja con suavidad su
Luz del amanecer sobre un
Atril impaciente en el que un

Mundo de infinitos colores crece.
Entre sus formas surgen
Diseños de la realidad e
Ilusiones ficticias que componen la
Obra en su armonioso conjunto.

Sugieren palabras, mensajes, ideas,
Indelebles sentimientos siempre presentes.
Gritos mudos y alborotados que desde el
Lienzo tejido, con hilo y sin pincel, avisan
O simplemente cuentan su historia.

Arroja con suavidad la
Negritud del anochecer sobre el
Atril que orgulloso se muestra.

Recuerdos imaginados

Feliz por la concluída marcha
Empujó con el pie el macuto,
Llevandolo a rastras hasta el
Incómodo camarote bajo la
Cubierta del barco.
Impaciente contempló la
Distante costa que se
Aproximaba en el horizonte.
Despertó de golpe de su
Ensoñación con el estridente
Sonido de una corneta.

Cogió su fusil y desembarcó en
Alhucemas junto a sus compañeros.
Repentinamente la duda surgió. ¿Era
La travesía y el desembarco real,
O no era más que un sueño?.
Sonriendo se respondió: "Depende".

Desmontando al capitan Ahab

Tras meses de navegar
En un minúsculo pesquero,
Nuevos mares encontró

Con mucha vida en su interior.
Un extraño atún, algo
Incómodo de seguir, se
Deslizaba sobre las olas.
Avanzando hacia el frío sur
Donde los hielos perpetuos
Oprimían a sus perseguidores.

Cogió el timón y
Observó su rumbo,
No se escaparía esta vez.

Maniobrando con agilidad
Obstruye su vía de escape, el
Barco le enfila implacable y
Ya le dispara su arpón.

Dos veces acierta de pleno y lo deja
Inmóvil, inerte sobre el mostrador que
Como siempre está repleto de
Kilos y kilos de peces.

Juega con la fantasía
Olvidando donde está,
Regala la historia entre bromas y
Dulcifica la compra del cliente
Inventando sonrisas pescadas.

Surcando los mares

Alegre, jovial, siempre contento
La sonrisa franca,
Bien dibujada
En su risueño rostro,
Riendo sin parar
Templando la voz,
Ordenando con gracia

Y salero, instrucciones
A sus compañeros, piratas

Salvajes que le admiran y
Obedecen sin dudar.
Nunca tuvieron un

Capitán como él,
Intrépido como el que más,
Enamorado de la aventura,
Negandose a sucumbir al
Tedio. Siempre jugando,
Observando el horizonte en busca de

Cualquier diversión.
Un barco en el horizonte
Alzandose sobre las olas
Representa una oportunidad
Exquisita de carrera loca.
No pretende conseguir
Tesoros magníficos, ni
Avasallar a los vencidos.

Ya les superan en la frenética

Carrera, mostrándoles su popa en
Una arriesgada maniobra.
Asombrados los vencidos vitorean
Todos al pirata que nunca
Roba, que disfruta jugando,
O simplemente, siendo el más veloz.

Mudanza

Siempre con la casa a cuestas
Oteando en busca de una
Nueva morada para

Trocarla por la
Actual, haciendo del cambio
Necesidad, como el respirar.
Tantas y tantas casas se
Olvidan al ser
Sustituidas por otras.

Casas grandes
O medianas
Moradas pequeñas
O simplemente lejanas,

Se apilan
En el recuerdo
Mientras busca
Ansiosamente, un
Nuevo lugar, un
Apartamento o una
Sencilla vivienda en la que

Habrá ilusiones y
Aparecerá una etapa, en la que
Yacerá la futura migración.

Ermitaño me
Nombran y con razón, pues

Un cangrejo soy,
Nervioso que avanza
Observando, su nueva concha.